Cómo debes ponerte el cinturón de seguridad correctamente

Parece que es algo sencillo, pero muchas personas aún desconocen cómo se debe poner de forma correcta el cinturón de seguridad. Es un elemento fundamental en el coche y que salva miles de vidas a diario, por ello, es tan importante su utilización. Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), el cinturón de seguridad reduce hasta en un 50 % el riesgo de lesiones mortales en los asientos delanteros y el 75 % en los traseros.

Allá por 1959 se empezó a introducir el cinturón de seguridad de serie en los automóviles y, aunque lo cierto es que años atrás ya se podían solicitar como opcional en algunos coches de otras marcas. Pero más allá de su historia, queremos centrarnos en el uso correcto del cinturón, tanto para adultos como para niños, también para embarazadas, así como el uso del cinturón para nuestras mascotas.

Método correcto para ponerse el cinturón

El cinturón de seguridad es un elemento que realiza su función en caso de impacto, soportando fuerzas repentinas muy elevadas. Muchos, muchos kilos de fuerza. Por este motivo, debemos ajustarlo perfectamente y prestar la atención que se merece a su colocación. Y es que, en caso de llevarlo mal colocado, si tenemos un accidente puede ser incluso más perjudicial que no llevarlo puesto.

Igualmente, es importante recordar que el cinturón debe quedar pegado al cuerpo. Es por ello que en el coche debemos quitarnos algunas prendas superiores si son gruesas, como abrigos, chaquetas y cazadoras, forros polares o sudaderas voluminosas. Estas prendas reducen mucho el efecto del cinturón y harían que el cuerpo se desplazara varios centímetros más en caso de accidente, incrementando mucho la posibilidad de lesiones graves, especialmente en el cuello.

Regulación del asiento

Antes de nada, hay que ajustarse correctamente el asiento. Ya sabéis que tenemos que llegar bien a los pedales y que nuestras piernas deben quedar semiflexionadas cuando pisamos los pedales a fondo. Por su parte, el respaldo debe estar prácticamente en vertical, con solo unos grados de inclinación hacia la parte trasera.

También hay que ajustar la altura del asiento evitando quedar cerca del techo para ganar seguridad, así como regular el volante en altura y profundidad para llegar correctamente y sin que nuestros brazos queden totalmente estirados.

Cuello y hombro

Una vez ajustado el asiento y el volante, nos ponemos el cinturón de seguridad.  Como sabéis, por su parte superior la banda debe estar a varios centímetros del cuello, pero sin llevarlo al extremo del hombro; es decir, en el centro, en la clavícula.

En la mayoría de casos, los cinturones de las plazas delanteras tienen un ajuste en altura desde el pilar central. Esto nos permite colocar con mayor precisión la cinta en su parte superior. Debemos utilizarlo.

Una pena que todavía haya muchas marcas de coches, que invierten enormes cantidades de dinero en el desarrollo de sus coches y tecnologías, que todavía no cuenten con este ajuste en muchos de sus productos.

Cinta abdominal

Después de comprobar que está bien ajustado de la parte superior y ver que la banda pasa correctamente por el centro del pecho, toca comprobar la parte inferior. La cinta abdominal debe quedar a la altura de la cadera, bien pegada a ella. En ningún caso debe quedar en la barriga o abdomen, ya que en caso de impacto no realizaría su función correctamente, nos haría muchísimo daño y, además, probablemente sufriríamos el efecto submarino.

Tensar el cinturón

El último paso es tensar un poquito el cinturón cuando ya lo tenemos bien colocado. Basta con tirar un poquito del cinturón desde su parte superior y notaremos que la cinta se queda más pegada a nuestro cuerpo tanto en la zona de la cadera como en el pecho y clavícula. Ojo, no hay que tensarlo muchísimo, ya eso reduciría nuestra libertad de movimientos y nos agobiaría. Solo notar que lo tenemos bien pegado y que nos sentimos sujetos.

Algunos coches modernos y de alta gama tensan automáticamente el cinturón una vez nos ponemos en movimiento.

Cómo poner el cinturón de seguridad a niños

Ni que decir tiene que los niños deben viajar siempre en los asientos traseros y con su correspondiente silla infantil. Ya sabéis que los sistemas de retención infantil (SRI) -como técnicamente se denominan a estas sillas- deben ser acorde a la altura y peso del niño para que cumplan correctamente su función. También dependiendo de la edad y el peso se dividen por grupos, que son 0, 0+, I, II y III.

Cuando los niños son muy pequeños, los SRI quedan anclados al coche e incorporan sus propios cinturones para el bebé.

Las sillas o SRI de Grupo II y III han sido diseñadas para que el cinturón de seguridad del coche también cumpla con su función en los niños; pues están diseñados para estaturas de adultos. Por ello, también es necesario cambiar de silla infantil a los niños a medida que crecen. Por cierto, las sillas de los grupos 2 y 3 tienen pasadores para que el cinturón de seguridad del coche vaya siempre bien puesto y sujete bien al niño.

Cuando los niños viajan en los alzadores, el cinturón se debe colocar de la misma forma que en cualquier adulto. Es decir, la parte superior que pase por la clavícula (sin acercarse demasiado al cuello) y la inferior debe ponerse a la altura de la cadera. Repetimos, cuidado y que no quede ni cerca del cuello ni a la altura del abdomen. Por último, tensaremos un poquito el cinturón de seguridad, sin apretar en exceso.

Desaconsejamos el uso de alzadores sin respaldo hasta que el niño mida como mínimo 125 cm, aunque esté homologado como grupo 2 y 3. Esto se debe a que, viendo que no eran suficientemente seguros, las autoridades cambiaron la legislación en 2017 y los fabricantes de sillitas infantiles tuvieron que empezar a homologarlos solo como grupo 3. Sin embargo todavía hay muchos alzadores sin respaldo homologados como grupo 2 y 3 que se fabricaron antes de ese año.

Cómo usar el cinturón de seguridad para embarazadas

Por supuesto, las mujeres embarazadas deben prestar especial atención al cinturón de seguridad. Hay que colocarlo de forma que no resulte incómodo y que no cause lesiones al bebé que llevan dentro. En el caso de la parte superior del cinturón no hay ninguna diferencia, pues se coloca entre los senos. La banda inferior se debe colocar bajo el abdomen (bajo la barriga), apoyándose igualmente en las caderas.

Para una mayor comodidad y seguridad están los cinturones para embarazadas. Es un cojín que se coloca en la butaca y se ajusta al asiento rodeándolo con una cinta. Una vez está colocado este cojín, la mujer embarazada se coloca el cinturón de seguridad de forma tradicional. La cinta inferior del cinturón de seguridad del coche se une al cojín por debajo, en la zona de la entrepierna. De este modo se mejora la comodidad y aseguramos que la banda inferior no se eleve y quede a la altura del vientre.

Cómo poner el cinturón de seguridad a los perros

Por último, y como las mascotas son un miembro más de nuestra familia, hay que prestarles la atención que se merecen y en el coche no se deben hacer excepciones. Los perros también tienen que ponerse el cinturón de seguridad. Bueno, los canes son dependientes, así que tenemos que ponérselo nosotros y debemos hacerlo correctamente. Además, es obligatorio.

Desde hace años es fácil encontrar arneses específicos para el coche, pues cuentan con un enganche que se conecta con la clavija del cinturón de seguridad. También es posible comprar solo el cinturón de seguridad para el perro, y engancharlo a un arnés que ya tengamos para él. Eso sí, lo que siempre debemos tener en cuenta es que es obligatorio el arnés, nunca debe ir con un simple collar.

Imagínate el desastre en caso de un accidente y de que el perro vaya suelto. Además de las lesiones para nuestra mascota, para el resto de los ocupantes es un proyectil. Si nos golpea, también nos hará mucho daño. Por otro lado, casi me da más miedo imaginar un accidente y que el animal vaya sujeto al cinturón de seguridad, pero solo con un collar. La rotura del cuello es más que evidente.

Multas por no utilizar el cinturón de seguridad

Si tras todo lo anterior no te ha quedado claro que el cinturón de seguridad es vital para la seguridad en el automóvil, y que todos los pasajeros deben utilizarlo, hablemos de las sanciones. Las multas por no utilizar el cinturón de seguridad conllevan la retirada de tres puntos del carnet de conducir y una sanción económica de 200 euros.

Uno de cada cinco adultos muertos en un accidente en vías interurbanas no utilizaba el cinturón de seguridad. En ciudad, el número de muertos aumenta a dos de cada cinco.

Por supuesto, en el caso de niños que no viajen en el correspondiente SRI, la sanción es idéntica, aunque en este caso no irá para el pequeño, sino para el conductor del vehículo.

Exenciones del cinturón de seguridad

Y para rematar este artículo, veamos las excepciones. Todos estamos obligados a utilizarlo, pero hay momentos y situaciones en las que podemos no tenerlo abrochado. Eso sí, son muy pocas. Veamos:

  • Los conductores al efectuar la maniobra de marcha atrás.
  • Las personas provistas de un certificado de exención por razones médicas graves o discapacitadas.
  • Los conductores de taxis cuando estén de servicio en tráfico urbano.
  • Los distribuidores de mercancías cuando realicen operaciones de carga y descarga en ciudad y en lugares muy cercanos unos de otros.
  • Los conductores y pasajeros de vehículos en servicio de urgencia.
  • Las personas que acompañen a un alumno durante el aprendizaje o las pruebas de aptitud y estén a cargo de los mandos adicionales del automóvil, pero solo en recorridos urbanos; es decir, los profesores de autoescuela cuando el alumno conduzca por ciudad.
Volver al listado