¿Cuál es el anticongelante que debe utilizar tu coche?

Muchas personas desconocen completamente muchas de las formas en las realizar el mantenimiento correcto de su coche. Para que eso no te pase a ti, a continuación, te resolvemos todas tus dudas para que sepas escoger el anticongelante adecuado para tu coche.

El rozamiento es la resistencia que se opone al desplazamiento de un cuerpo y que en el interior del motor se produce por el movimiento del pistón sobre el cilindro o camisa, por el giro del cigüeñal sobre su apoyo, etc.

Estos rozamientos que se generan en los componentes internos, provocan una subida de temperatura y desgaste en el motor. En todo este funcionamiento se produce calor que va a provocar que el rendimiento del motor se vea reducido y que, si no se dispone de un buen sistema de refrigeración, puede desembocar en una avería grave e incluso que el motor se rompa por completo.

Para mantener en buen estado el sistema de refrigeración del motor, debemos utilizar el anticongelante-refrigerante recomendado por los fabricantes de vehículos.

Pero, ¿sabemos qué anticongelante debemos echar y de qué color?

Los colores de los anticongelantes van a determinar las características del mismo, teniendo en cuenta siempre que cada fabricante utiliza un código de colores diferente, por lo que no nos podemos guiar únicamente por los colores a la hora de echar el anticongelante en nuestro vehículo.

Los colores que podemos encontrar de los anticongelantes suelen ser verde, naranja, amarillo, azul o rosa, representando cada color el nivel de eficiencia que poseen. Hay que destacar que la temperatura de congelación va a estar relacionada con la cantidad de etilenglicol (anticongelante) que incorpora.

Un anticongelante con un 10% de etilenglicol establece que la temperatura para las que puede ser utilizado van de los -4ºC a los 102ºC y si la concentración es del 25% las temperaturas de utilización van desde los -12,5ºC a los 103ºC. El nivel máximo de concentración de etilenglicol es del 50% pudiendo actuar entre los -37ºC y los 108ºC.

En la actualidad existen los anticongelantes G11, G12, G12+, G12++ y G13, pero a la hora de elegir el anticongelante, no tenemos que basarnos en cual es el mejor, sino cual es el más adecuado para nuestro motor y condiciones medioambientales por donde vaya a circular el vehículo.

Tanto en el vaso de expansión como en el libro del vehículo, viene especificado el tipo de anticongelante que incorpora el motor para no cometer errores. Tenemos que utilizar siempre un anticongelante de la misma marca y con las mismas características, pero si no fuera posible hay que recordar que no podemos mezclar los anticongelantes orgánicos e inorgánicos o alguno de estos dos con uno híbrido

Si mezclamos anticongelantes de diferente origen, podemos provocar problemas en el circuito de refrigeración, aunque solo sea rellenar o añadir para completar el nivel del vaso de expansión. Referente a los anticongelantes G11, G12, G12+, G12++ y G13, solo pueden ser mezclados el G12++ y el G13, por lo tanto, el G11, G12, G12+, se tienen que utilizar sin mezclarlos con ninguno y solo con otro de sus mismas características

Cuando leemos las características de un anticongelante en la botella, podemos ver que no se debe mezclar con agua. No se deben mezclar con otro de diferente color, pero si podemos añadir refrigerante amarillo a un vehículo que usa ya uno amarillo, puesto que las propiedades básicas van a ser las mismas. Siempre hay que seguir los consejos y recomendaciones del fabricante del vehículo y echar el anticongelante idóneo para cada tipo de motor.

Volver al listado