¿Sabes cuál es el tipo de dirección que lleva tu coche?

Una de las características fundamentales de un coche es la dirección. Sin ella, el conductor no podría guiar al coche y la conducción sería imposible. Con el paso del tiempo, las marcas han ido creando sistemas más avanzados para sus automóviles, con el fin de ofrecer una conducción más segura, precisa y confortable. Descubre todo sobre la dirección de tu coche y saca el máximo partido a ello.

A principio del siglo XIX, los fabricantes de automóviles tuvieron que hacer frente a muchas complicaciones que surgían en el diseño y fabricación de sus vehículos. Todo era nuevo y rudimentario, pasando de los típicos carros de transporte de personas y carga, a lo que conocemos hoy en día como un turismo.

Entre los sistemas que se comenzaron a introducir, uno de los más importantes era la dirección, ya que anteriormente el manejo o guiado de carretas, carros€. se efectuaba con una palanca o pivote. La evolución de la misma ha hecho que lleguemos a sistemas muy sofisticados, consiguiendo una conducción muy cómoda, segura y confortable.

En un vehículo la dirección es un conjunto de componentes que se encargan de orientar las ruedas, a demanda del conductor, para que la trayectoria sea la correcta, realizando las maniobras de forma suave y progresiva. La constante evolución de este sistema ha hecho que, en la actualidad, haya varios tipos de dirección, que los fabricantes de vehículos montan o incorporan en sus vehículos y cada uno de ellos más sofisticado e inteligente.

Pero, ¿qué sistema de dirección monta mi vehículo?

A la hora de comprar un vehículo nuevo, nos fijamos en todos los paquetes o accesorios que incorpora y los que podemos contratar, pero casi nunca preguntamos el tipo de dirección que lleva incorporada. Tan solo si probamos el vehículo antes de comprarlo, observamos que la dirección va muy suave y que las maniobras y giros se realizan de una forma cómoda y segura. Pues bien, hoy en día los sistemas de dirección que montan los fabricantes de vehículos son los siguiente:

Dirección mecánica de cremallera

Es un sistema formado por el volante, la columna de dirección (pudiendo ser retráctil: regulación en altura y profundidad), cremallera de dirección y rótulas. Es un sistema mecánico y sin ningún tipo de asistencia hidráulica, con lo cual su manejo se hace más duro y menos confortable. De hecho, en los vehículos actuales está en desuso.

Dirección asistida hidráulica

Este tipo de dirección utiliza energía hidráulica en su funcionamiento. Está formada por el volante, columna de dirección, cremallera, bomba hidráulica, tuberías y depósito de liquido hidráulico. Con todo este sistema se consigue que, a través de un fluido, el conductor tenga que realizar menor esfuerzo en las maniobras de dirección. La bomba hidráulica recibe el movimiento del cigüeñal a través de la correa auxiliar o correa de accesorios, generando presión hidráulica para la asistencia de la cremallera. La presión circula a través de tuberías en todo el circuito. Este tipo de dirección es fácilmente identificable porque los componentes se encuentran visibles.

Dirección electrohidráulica

Este sistema sustituye la bomba hidráulica accionada por una correa, por una bomba eléctrica alimentada por la unidad de control y encargada de generar la presión que necesita el sistema de asistencia. El depósito de aceite hidráulico se sitúa encima del motor electrohidráulico y un sistema de tuberías y mangueras transportan el liquido por todo el circuito.

Dirección electromecánica

Es una dirección de cremallera convencional, pero la asistencia se realiza con un motor eléctrico situado en este caso en la cremallera de dirección, formando conjunto con ésta.

Dirección electromecánica o comúnmente denominada "dirección eléctrica" con asistencia en la columna de dirección

Es un sistema que incorpora la marca Renault y Opel en alguno de sus modelos. Está formado por un motor eléctrico alojado en la misma columna de dirección. Este sistema es parecido al anterior, pero ubicado en diferente zona.

Estos son los sistemas de direcciones asistidas que montan hoy en día en la mayoría de vehículos que salen al mercado. Cada sistema tiene unas características y estructura diferente, pero el único fin de cada uno de ellos es conseguir que la acción de conducir se realice de una forma cómoda y a la vez segura para el conductor y demás usuario de las vías. En próximos artículos veremos en detalle el funcionamiento de cada uno de los sistemas de direcciones asistidas que existen, sus mantenimientos y posibles averías.

Volver al listado