Cuida tu coche en verano

El verano ya está aquí y con él han llegado las altas temperaturas que afectan negativamente al rendimiento de nuestro coche. Debemos saber que durante esta época del año aumenta el riesgo de averías. Durante este verano se prevé que 1,3 millones de vehículos necesiten asistencia en carretera, una media de 14.100 vehículos al día. La gran parte de las averías, un 35% serán del sistema de aire acondicionado o de climatización. Pero hay otras partes del coche sensibles a las altas temperaturas.

Para que puedas proteger tu coche del calor y del sol, te proponemos una serie de consejos para cuidar tu coche y para el correcto funcionamiento del aire acondicionado durante los meses de verano:

Motor

Es importante que revises la temperatura del motor. Puedes hacerlo en el indicador que se encuentra ene l salpicadero al lado del indicador de combustible. En frío, estará en la posición más baja, pero a los 5-10 minutos debería alcanzar la temperatura óptima (unos 90 grados). Vigila que nunca debe llegar a la zona roja si no quieres quemar el motor.

Neumáticos

Los neumáticos en verano alcanzan temperaturas más altas, sobre todo cuando circulan rápido. Si llevamos la presión demasiado baja, la banda de rodadura se calentará más todavía, algo que acortará su vida hasta en un 15%. Por eso, entre nuestros consejos para poner el coche a punto antes de hacer un viaje, recomendamos revisar la presión de las ruedas.

Frenos

Para detener el coche, las pastillas de freno rozan contra el disco. Esto genera calor y en verano las temperaturas que alcanzan son todavía mayores. Además, debido al calor exterior, es más difícil su refrigeración. Estas circunstancias provocan que sea más fácil que los frenos se sobrecalienten. El coche frena mucho menos y se acorta la vida del líquido de frenos y los discos pueden deformarse. Para un buen mantenimiento de los frenos, en bajadas prolongadas, utiliza marchas cortas para pisar menos los frenos y evitar la conducción agresiva.

Aire Acondicionado

En verano es imprescindible poner el aire acondicionado cada vez que nos montamos en nuestro coche. Es imprescindible que revises el estado del filtro del aire y que compruebes que no hay mal olor. Esto puede causar problemas y acabará provocando que el aire acondicionado de tu coche deje de funcionar.

Volver al listado