Consejos para conducir de noche

El verano va tocando a su fin y progresivamente, en los próximos días, iremos disponiendo de menos horas de luz al día. O lo que es lo mismo, nos tocará conducir de noche cada vez más.

Por eso, conviene prestar atención a estas recomendaciones de la DGT (Dirección General de Tráfico) para circular con la máxima eficacia y seguridad posible:

  • El alumbrado de las luces de cruce al atardecer ayuda a ver y a ser vistos: es necesario si llueve o cuando la visibilidad no es buena.
  • Mediante la vista recibimos la mayoría de la información necesaria para conducir, por lo que de noche, la percepción visual disminuye reduciendo el tiempo de reacción sobre peatones o señales. Por ello, los vehículos con faros LED nos facilitarán la visibilidad gracias a sus características similares a la luz solar. 
  • Indicios de fatiga: Cierre involuntario de los ojos, bostezos o no recordar por donde hemos venido son algunos de los síntomas de fatiga que provocan la sensación de ir conduciendo bajo una tasa de 0,5 g/l de alcohol en sangre. Por ello, antes de realizar cualquier tipo de viaje es necesario descansar bien y, como normal general, parar 20 minutos cada 2 horas de conducción o cada 150/200 kilómetros.
  • Mantener la distancia de seguridad: es muy mportante dependiendo de la velocidad, condiciones de frenado y adherencia, ya que se necesitará tener un tiempo de reacción suficiente para no sufrir ningún tipo de riesgo al volante. 

¿Tomas nota?

Volver al listado