Volkswagen mejora en un 25 % la compatibilidad medioambiental de su producción de vehículos

Los objetivos medioambientales definidos por nuestra marca para el año 2018 ya se han alcanzado a través de la iniciativa Think Blue. Factory. 5.000 medidas individuales y un solo objetivo: la reducción sostenida del impacto medioambiental de las plantas

Nuestra marca ha dado un gran paso hacia adelante en la producción sostenible y respetuosa con el medio ambiente. En todas las plantas de producción de Volkswagen alrededor del mundo, ahora los vehículos y componentes se fabrican de un modo un 25% más compatible con el medio ambiente que hace cinco años. Con ello, el ambicioso objetivo de sostenibilidad definido por la propia marca se ha alcanzado tres años antes de lo inicialmente planificado.

El éxito de la iniciativa 'Think Blue. Factory.' demuestra que la protección medioambiental se ha integrado en la compañía al mismo nivel que lo han hecho la calidad, la eficiencia y el poder innovador. "Las inversiones en tecnologías medioambientales protegen recursos valiosos y evitan las emisiones, con lo que benefician a todo el mundo. También tienen sentido a nivel económico. Desde 2010, hemos ahorrado más de 100 millones de euros", explica Peter Bosch, nuestro director de Estrategia, Procesos y Estructuras de Optimización. Actualmente, se están desarrollando nuevos objetivos medioambientales, añade Bosch: "Durante los próximos años, seguiremos haciendo progresos sustanciales".

Con 'Think Blue. Factory.', en Volkswagen lanzamos el primer programa medioambiental holístico en producción automovilística. Desde entonces, los recursos se han usado de forma más eficiente y se han reducido las emisiones de forma efectiva año tras año en todo el mundo. Haciendo un promedio de los cinco indicadores medioambientales acordados por la marca Volkswagen, el impacto se ha reducido en exactamente un 25,3%; entre 2010 y 2015, el consumo de energía ha disminuido un 24,7%, las emisiones de CO2 un 29,1%, la producción de residuos un 46,5%, el consumo de agua un 18,2% y las emisiones de disolventes un 8,2%. Estas cifras corresponden a cada vehículo o componente producido.

Bajo el enfoque de la iniciativa, todas las plantas intercambian información de sus respectivas recetas de éxito y adoptan las mejores medidas posibles de forma recíproca. Hasta la fecha, se han implementado alrededor de 2.500 de las 5.000 medidas desarrolladas. En todo el mundo, más de 1.000 trabajadores son activos como 'Embajadores Think Blue. Factory' en las instalaciones de la marca y en las naves de las fábricas. Gracias a su compromiso, cada año se despliegan nuevas iniciativas específicas de mejora en todas las plantas, como la instalación de iluminación LED en las plantas y el completo reciclaje del agua utilizada.

Por una parte, 'Think Blue. Factory.' promueve pequeñas innovaciones como el uso del calor residual para templar cigüeñales en la planta de Salzgitter, lo que ahorra un 46% de energía. Por otra, el programa también incluye grandes proyectos como el uso de energía geotérmica a través de generadores en la planta de Emden o la puesta en marcha del taller de pintura plástica de última generación en Wolfsburg.

En total, el programa medioambiental ha recibido más de 30 reconocimientos, incluyendo el prestigioso National Energy Globe en 2014 como mejor proyecto alemán por su enfoque completo en la sostenibilidad ecológica a nivel mundial, y el Green Tec Award en 2013, el premio medioambiental en el sector empresarial más importante de Europa, en la categoría de producción por sus medidas de eficiencia de energía y de conservación del agua durante el proceso productivo. Además, en 2012 el programa recibió el premio Sustainovation por la combinación de objetivos medioambientales y económicos en la conservación de recursos.

 

Volver al listado