Revisa tu coche de cara al verano

Con la llegada del calor y el buen tiempo, también llegan las vacaciones y las escapadas de fin de semana a la playa. Con las altas temperaturas tu vehículo sufre más y tú, como conductor, necesitas que ciertos elementos como la refrigeración funcionen bien, para poder conducir a gusto. A continuación, te recordamos qué elementos no puedes olvidar revisar en tu coche para que este verano no te coja desprevenido:

– Refrigeración: asegúrate que los niveles son correctos y, si notas que no enfría bien o que un olor raro llena el compartimento, llévalo al mecánico.

– Neumáticos: comprueba la presión una vez al mes, y asegúrate que el dibujo tiene como mínimo, 1,6mm. Busca cortes, anomalías, desgaste desigual… para estar seguro que tus 4 neumáticos están en buenas condiciones. Un buen equilibrado también es básico. Notarás que tus ruedas no están bien equilibradas porque el volante tiembla a medida que aumentamos la velocidad.
Si tu vehículo lleva rueda de repuesto, comprueba que ésta se encuentra en buenas condiciones.

– Niveles: aceite, líquido de limpiaparabrisas, anticongelante, líquido de frenos… todos cumplen su función y todos deben estar entre su mínimo y su máximo para asegurar un buen funcionamiento de los componentes.

– Alumbrado: aunque en esta época del año los días son más largos y hay menos horas de oscuridad, antes de salir de viaje comprueba que todas las luces funcionan, y procura llevar alguna bombilla de recambio en el coche.

– Batería: comprueba el estado de la batería. Si pierde líquido, debes cambiarla inmediatamente y hacer que te revisen el alternador. Si los bornes tienen óxido o están rugosos, cámbiala también.

– Triángulos: siempre esperamos no tener que usarlos, pero si tienes alguna avería o accidente en carretera los necesitarás (son obligatorios), junto al chaleco anti reflectante.

Volver al listado