Jóvenes con menos de dos años de carné: el objetivo de la nueva Escuela R Junior de Volkswagen

Con los cursos de conducción en Volkswagen pretendemos mejorar la formación de los conductores, potenciar sus habilidades, ayudarles a prevenir situaciones de riesgo que puedan acabar con un accidente y enseñarles a solventar situaciones difíciles en la carretera. Como novedad este año, en Volkswagen hemos incorporado la Escuela R Junior, un curso de conducción específico para jóvenes con menos de dos años de carné de conducir.

"Los jóvenes continúan siendo un grupo de riesgo y los accidentes de tráfico son la tercera causa de mortalidad en este grupo de población. Queremos concienciarles y que desde un principio adquieran buenos hábitos de conducción", explica Pedro Fondevilla, nuestro director de Marketing de Volkswagen España.

Nuestra Escuela R Junior incluye un capítulo dedicado a la concienciación, en el que se alerta a los jóvenes del peligro que supone conducir bajo el efecto del alcohol o las drogas o la utilización de un teléfono al volante. Para que lo puedan experimentar por sí mismos "haremos simulaciones con las que comprobarán la pérdida de atención que supone su manejo en la carretera", continúa nuestro directivo.

Nuestra Escuela R se inscribe dentro de Volkswagen Driving Experience, un programa que incluye cursos de conducción en asfalto, hielo y nieve y tramos off road. "Nuestro objetivo es ayudar a los conductores a mejorar sus técnicas de conducción para que circulen más seguros y contribuir así a reducir los índices de accidentalidad en nuestro país", añade.

Durante los últimos años se ha producido un avance muy positivo en la reducción de la siniestralidad en España. De hecho, en 2015 la cifra global de accidentes de tráfico volvió a bajar por duodécimo año consecutivo. Sin embargo, "debemos aspirar a una siniestralidad cero -afirma Fondevilla-, ya que detrás de los más de 1.100 fallecidos que se registraron en 2015 hay un drama familiar y social. En este objetivo debemos implicarnos todos".

La principal contribución de los fabricantes de automóviles se mide en cifras de I+D. Y es que la reducción de los accidentes de tráfico está muy ligada a las continuas mejoras en los sistemas de seguridad que los fabricantes han implementado en sus vehículos en las últimas décadas. La seguridad, junto con la innovación, son atributos que definen a Volkswagen y forman parte de su ADN. "Nos gusta decir que somos una marca que democratiza la tecnología, incorporando sistemas de seguridad que hasta ahora sólo eran accesibles en algunos modelos Premium del mercado, a modelos más asequibles como el Golf o el Polo", explica.

En este sentido, en Volkswagen hemos dado un paso más, implicándonos también en la formación de los usuarios y conductores para que conozcan y utilicen todos los sistemas de ayuda a la conducción y tecnologías que equipa su gama de vehículos. Con este espíritu nació hace trece años el Race Tour, un programa que tiene como objetivo acercar a los usuarios las últimas novedades de Volkswagen y las innovaciones que se van incorporando a su gama de modelos.

Desde entonces, este programa ha ido creciendo y evolucionando hasta lo que es hoy el Volkswagen Driving Experience, un completo programa de conducción que incluye diferentes cursos con distintos niveles de dificultad. El programa está teniendo una excelente aceptación entre el público, como lo demuestra la participación de cerca de 2.500 personas en 2015.

Volver al listado